La paz del encierro

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

El grillo aparece cada vez menos. Antes del incendio comenzó a trastornarme y luego de matarlo empeoro.

Una vez que logre la paz del encierro supuse que se había ido para siempre, pero fue un engaño, porque nunca va a irse, porque no puedo librarme de lo que soy, de lo que tengo adentro. El grillo me recuerda este lamento.

Ahora pago todo aquello. Lo que hice, lo que nunca pude. Y se confirma el axioma: el hoy es una proyección de nuestro pasado y un espectro del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *