Excusas

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Haber vuelto fue culpa del grillo (aunque valga reconocer que el grillo apareció por mi culpa). Todavía busco la conexión entre Víctor y el grillo, porque ha de haberla, de eso no hay dudas. El grillo me llevo de vuelta a ella y Víctor no reapareció en forma alguna. Varias veces pense en la posibilidad de la reencarnación, pero esto me aterraba mas aun, ya que me convertiría en un asesino múltiple, imperdonable.

Mi peor error fue haber matado al grillo. Sabia de las implicancias cabalísticas de la muerte de un grillo, sin embargo no soporté el chillido y tuve que aplastarlo. Intente detener su chillido taladrante con mi bastón y por un rato sirvió. Como una anestesia que duerme al dolor pero que tiene un fin mediato luego del cual vuelve, solo que exacerbado por la existencia de un alivio ficticio.

Sé que algún contacto ha de haber. Si no seria imposible que al escapar del grillo, mis piernas me guiaran hacia ella. Si recuerdan mi relato mi huida del grillo me llevo a una plaza, a un encuentro fortuito, como ya dije. Un encuentro fortuito que desencadenaría la tragedia. También seria el origen de este pilón de hojas. También pudo haber sido el encuentro con Víctor en un baño hace ya mucho, pero dudo que este haya sido fortuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *